La arquitectura romana

Historia y elementos de la arquitectura romana

La arquitectura romana es un reflejo de lo que significó el imperio romano y sus intenciones de perdurar en el tiempo. Las obras más características son los grandes templos y los anfiteatros del estilo del Coliseo romano.

La civilización romana dejó una gran cantidad de legados culturales para la historia de la humanidad, entre lo que se destaca toda su hermosa y majestuosa arquitectura que aún perdura.

La arquitectura romana recoge muchos elementos de la antigua arquitectura griega y etrusca, las cuales se encuentran combinadas con un nuevo estilo de construcción y un nuevo modo de tratar los materiales.

Los ideales del imperio romano de expansión y perdurar a lo largo del tiempo se ven claramente identificados en sus obras monumentales.

Algunos rasgos que se encuentran presentes dentro de la arquitectura romana son los conceptos de practicidad y funcionalidad de las construcciones, donde se contemplaba no sólo la belleza de sus obras y sus esculturas, sino también la utilidad de ellas.

A diferencia del arte greco-etrusco donde las obras tenían en general una base religiosa, lo romano se lo vincula mayoritariamente con una obra civil y militar, al servicio de las necesidades del imperio.

Igualmente lo religioso estaba fuertemente contemplado, lo que sucedía era que lo político y lo religioso se encontraban relacionados íntimamente, incluso donde el sumo pontífice fue emperador de Roma.

Algunas características que se repiten en las construcciones romanas son los famosos arcos, bóvedas y cúpulas que siempre están presentes, marcando un gran dinamismo dentro de las obras imponiendo su propio arte.

Los templos de la arquitectura romana son reconocidos en todo el mundo por sus características tan particulares como los vestales con figuras femeninas, haciendo culto a las diosas más famosas.

Características de la arquitectura romana

Las principales obras de la arquitectura romana se realizaron antes de la caída de los reyes etruscos y la consolidación de la república el año 509 A.C.

Este período marca el final del arte romano y el comienzo de la etapa que se conoce como el arte medieval.

Más allá de esto, el estilo romano perduró en el tiempo y se siguió expresando en diversas zonas de Europa, sobre todo en el territorio actual de España.

La arquitectura romana se puede dividir en dos periodos:

La Roma republicana
Historia y elementos de la arquitectura romana

La Roma imperial
Historia y elementos de la arquitectura romana

Los “Arcos del Triunfo” son clásicas construcciones romanas, las que se realizaban en honor a las grandes victorias bélicas y los que aún se encuentran en pie en varias ciudades.

Los teatros romanos continuaron con la línea arquitectónica de lo griegos, siendo grandes obras al aire libre con capacidad para más de 4.000 espectadores las más reconocidas.

También se destacan los anfiteatros romanos, muy similares a las actuales plazas de toros. El Coliseo es el anfiteatro más famoso y representativo de la arquitectura romana, con capacidad para 80.000 espectadores.

Algunas obras reconocidas son:

- El Templo de la Fortuna Viril
Historia y elementos de la arquitectura romana



- El Templo Maison Carrge
Historia y elementos de la arquitectura romana



- El Templo de Vesta
Historia y elementos de la arquitectura romana



- El Templo de Venus y Roma
Historia y elementos de la arquitectura romana



- El Panteón
Historia y elementos de la arquitectura romana

- El Ara Pacis de Augusto
Historia y elementos de la arquitectura romana

El Circo de Soleil es una perfecta combinación de variadas artes escénicas con música, vestuario, luces y una ambientación de excelente nivel. Sus diferentes elencos realizan giras mundiales de manera constante, con un éxito de público rotundo en todos los países que se presentan.
Calificación:
Recomendamos Leer

El estilo Art Decó se origina en las artes decorativas, y su desarrollo se...

El Circo de Soleil es una perfecta combinación de...
La dama de Elche es una antigua escultura que fue...
Los inicios del tatro callejero se remontan a la antigua...
Suscribirse