Henry Charriere

Papillon de Henry Charriere

Descubre a Papillon de Henry Charriere, uno de los personajes más emblemáticos de la literatura del siglo XX, a pesar de haber sido una obra autobiográfica. Henry Charriere es un emblema de la incansable búsqueda de la libertad y la verdad.

Henry Charriere fue un convicto francés que nació en 1906 y murió en 1973. Cuando tenía 25 años de edad fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de un proxeneta, el cual no había cometido.

Papillon de Henry Charriere
Papillon de Henry Charriere

El 26 de octubre de 1931 es condenado y enviado a la isla del Diablo en la Guyana Francesa. Por aquel entonces ser recluido en ésta era realmente lo peor que podía suceder. Para peor por algo que no había cometido, esto no quiere decir que Charriere, apodado Papillon (mariposa en francés), fuese un santo devoto, pero en ese caso no había tenido la incidencia que de la que le culparon.

El encarcelamiento de Papillon daría origen a una de las obras autobiográficas más excelentes de la historia. Charriere estuvo preso desde 1931 hasta que se fugó definitivamente en 1941, y en 1969 publicó su novela autobiográfica denominada Papillon.

Papillon
Papillon de Henry Charriere

El éxito fue tan grande en ventas que en 1973 (año de su muerte) la novela es adaptada al cine bajo la dirección de J. Schaffner y con las actuaciones de Steve McQueen y Dustin Hoffman.

Desde que fue condenado Henry Charriere tuvo como meta recuperar su libertad y vengarse de quienes lo habían condenado por un crimen que nunca cometió.

En 1933 logró escaparse por primera vez con gran éxito. En esa oportunidad fingió una enfermedad para ser trasladado al hospital y desde allí poder lograrlo con mayor facilidad. En ese primer escape contó con la compañía de Clousiot y Maturette. Tras haber recibido la ayuda de una familia británica y una comunidad de leprosos, y ser capturado en Colombia, nuevamente logra escapar y recala en la región de Guajira. Allí se instala durante varios meses con una comunidad de indios guajiros que se dedicaban a buscar perlas, se enamora de dos jóvenes hermanas, encuentra el máximo grado de felicidad de su vida, pero su sed de venganza no le permite vivir feliz y sale tras ella.

En adelante, cuando todo parecía que había acontecido, nuevas capturas y escapatorias continúan la historia.

La peor condena todavía estaba por llegar. Cuando es recapturado lo envían a la Isla de Saint-Joseph, conocida por los propios prisioneros como "La Devoradora de hombres". Dos años terribles, duros, de castigos antihumanos y en donde la novela es una fiel denuncia de las condiciones inhumanas que debían vivir los prisioneros.

De allí lo transfieren a la isla de Royale, donde vivirá un nuevo capítulo de su vida, esta vez con sabores y sinsabores mezclados. El primer suceso que debió atravesar fue el asesinato que le infligió a un soplón que frustró uno de sus tantos intentos de fuga. Este hecho le valió una condena en solitario de 8 años, una muerte asegurada y sufrida. Pero, tras arriesgar su vida y salvar a una pequeña niña llamada Lissette de ahogarse, fue liberado cuando habían transcurrido tan solo 19 meses.

Su cabeza seguía pensando únicamente en la libertad y en busca de ella fingió locura para ser trasladado a la isla manicomio de mínima seguridad y desde allí intentar un escape. El intento se vio frustrado cuando casi se ahoga junto a su compañero de escapatoria y nuevamente es enviado a la Isla del Diablo.

Allí comenzaría a idear su último plan de escape, esta vez optando por una forma más sencilla y no tan complicada como las anteriores. A Henry Charriere ya no le importaba nada, el quería únicamente intentarlo una vez más y conseguirlo definitivamente.

Logró llegar a Venezuela y tendría que sufrir un último aprisionamiento en La Prisión del Dorado.

La libertad de Henry Charriere, finalmente Papillon voló

El 18 de octubre de 1945 Henry Charriere finalmente es declarado un hombre libre y decidió afincarse en Venezuela. Para la justicia francesa seguiría siendo un fugitivo por algún tiempo más, pero terminaría prescribiendo su causa con el caso del tiempo.

Con los años Henry Charriere pudo reencontrarse con su familia en Francia y terminar su vida como un célebre aventurero y representante del coraje, la tenacidad, y buscador insaciable de la libertad.

El imponente éxito de ventas de su novela y su adaptación al cine lo convirtieron en un mito, una leyenda, un hombre que muchas personas han tenido como ejemplo por el resto de sus vidas.

En 1973 Henry Charriere muere en Madrid, España, victima de un cáncer de garganta que lo azotaba.

Mucha gente lo lloró, pero Papillon será recordado como el primero en escribir una novela que revolucionó el género. Una forma única de escribir y denunciar hechos reales que acontecían en el sistema penitenciario que Francia poseía en sus colonias.

Su obra fue un gran contribuyente para que años más tarde estos métodos inhumanos de castigo fueran erradicados completamente.

La Isla del Diablo o Île du Diable
Papillon de Henry Charriere

Calificación:
Recomendamos Leer

La novela de Julio Cortázar “Rayuela”, es una obra novedosa e...

Suscribirse